ABRAZO DE IDOLOS

Palermo y Riquelme volvieron a demostrar que pese a sus diferencias fuera de la cancha, adentro son los mejores socios. Otra vez, pase de Román, zurdazo y gol de Martín, a diferencia del gol a Arsenal, el engancha se quedo, lo esperó y el goleador lo alcanzó, para terminar unidos en un abrazo, solo un abrazo. Todos sabemos que entre el 9 y el 10 no existe nada de simpatía, y que con un abrazo no nos engañan, ni se engañan; pero si quedo claro que juntos marcan la diferencia y que Boca los necesita, más que nunca... Las banderas no faltaron, las hubo para uno como para otro: Primero para Martín, "Palermo, gracias por la actitud, tenacidad, optimismo. Gracias por tantas alegrías. Los pibes de siempre". Luego para Román, "Riquelme, gracias por ser un hincha inigualable. Un mismo sentimiento". Y banderas para todos: "Dirigentes, con los ídolos no se juega".

Frente a San Lorenzo fueron las figuras de un partido que dejo mucho y donde no faltaron los agarrones típicos de un clásico, primero entre el Kili González y Román, quien lo toco abajo y el volante del ciclón no se quedo y se le planto; luego Medel se cruzó con Migliore, ex Boca, y el arquero lo fue a buscar, hubo tumulto, pero quedó ahí.

Boca fue más, durante los primero 45 y gran parte del segundo tiempo. El gol de Giménez a los 3 de la primera parte, le dieron al local un plus suficiente para marcar territorio en el campo de juego y controlar el balón. En la segunda mitad, los del Gallego Méndez intentaron generar juego, pero tras un pobre arranque, Boca volvió a despertarse y logró llegar a la segunda conquiste que le dio el triunfo definitivo.

Tras el abrazo, Ibarra, amigo de Román y compañero de Palermo dejó algo bien en claro: "Los dos tienen que terminar su carrera en Boca".

0 comentarios:

MARTIN PACE SPORTS. Con la tecnología de Blogger.